VIDA SALUDABLE 0

4 tips para nutrir integralmente tu piel

Hoy quiero contarte sobre  una alimentación a favor de tu piel.  Esa que no sólo se reduce a la comida que lleves a tu boca sino también otras herramientas que te nutrirán en este proceso.

Si tienes acné, tendencia a una piel grasa, con muchos puntos negros, con rosácea (¡bienvenida a mi club!, lee esto antes) o cualquier otra dolencia que, quizás, ha menguado tu autoestima, ¡mucho ánimo! La piel que ves ahora no será la misma para siempre, te juro que puede mejorar, darle la  vuelta y ser tú la que manejes esta dolencia y no al revés.

Más comida real

Es decir alimentos no procesados, variedad de vegetales, frutas, frutos y semillas, menestras, germinados, superfoods, grasa buena, proteína de buena calidad, fibra. De pronto dejar de consumir alimentos que por mucho tiempo te acompañaron, es duro y cuesta. Aunque es necesario que te alejes por un tiempo, de los alimentos que inflaman tu mircobiota (población microbiana del intestino).

Los lácteos, el gluten y el azúcar (presentes en la mayoría de productos ultraprocesados)  son los principales agentes que alteran tu salud digestiva.  También está el café, alcohol, el ají y otros irritantes. Es tu responsabilidad identificar cuáles son los alimentos que desencadenan un proceso inflamatorio que se manifiesta en la piel. A mi encanta recomendar para estos casos: un diario de alimentación.  Nada como hacer un seguimiento escrito a todo lo que comes y encontrar hallazgos que te dejarán con la boca abierta.

Prefiere productos de cosmética natural

En mi primera etapa con la rosácea, usaba unas marcas argentinas que me recomendó mi cosmiatra (ella es especialista en tratar pieles así, ya que estudió cosmiatría precisamente para ayudar a su hija con esta dolencia), desde bloqueador y cremas hidratantes, me funcionaron muy bien.

Pero hace un buen tiempo prefiero productos naturales a base de insumos orgánicos. Como el maravilloso serum facial Prairie de Lou Botanicals, que no es exclusivamente para pieles como la nuestra, pero sí me hidrata muy bien. Otra opción son los aceites orgánicos (proveen muchos minerales, vitaminas y ácidos grasos, que aunque no creas ayudan a controlar la grasa de tu piel).  Elige los que  sean ligeros, fríos y no generen comedones como el de jojoba, almendra, karité, entre otros.

¡Explora! Cada piel es muy diferente a la otra.

Controla tu nivel de estrés

No sólo es el estrés de ver tu cara con acné o enrojecida y no saber cuándo pasará, sino el estrés diario. Para cualquiera de estos casos, sólo date un espacio, cierra tus ojos y respira por un par de minutos.  Respira profundo y lento, hasta que te calmes y te sientas mejor. Puedes empezar como nuevo hábito,  tu práctica de meditación, una de las mejores herramientas para calmar esa ansiedad.  Te invito a inscribirte AQUI.

Acto seguido aléjate de los espejos.  A mí me pasaba que mirarme al espejo sólo aumentaba mi tristeza y anulaba mi autoestima. Aunque parezca que no mejoras, confía en tus esfuerzos.  Es un proceso, así que tenle paciencia a tu cuerpo.

Equilibra tu energía y emociones

¿Has oído sobre la alineación de chacras?  Los chacras son centros de energía que están por todo nuestro cuerpo y si no están equilibrados, la energía no fluye bien.  Entonces nos podemos sentir desganadas, molestas, aceleradas, como bloqueadas.  Incluso afecta a los órganos que comanda.

Por ejemplo: Cuando el tercer chacra, ubicado en tu plexo, llamado Manipura se encuentra desequilibrado tenemos indigestión y otros problemas del sistema digestivo, baja autoestima, irritabilidad, entre otros síntomas. No era coincidencia que yo siempre lo tenia bloqueado cuando empecé el tratamiento de la rosácea.

Y por último, revisa tus dolencias con una mirada integradora además de tener un diagnóstico de un médico. Yo aprendí  que la rosácea,  no es una enfermedad de la piel, su origen esta en tu digestión e intestinos, y ellos son sensibles a cómo comes y lo que sientes.

Cuida de ti, ten paciencia y confía en los tiempos de tu cuerpo. Él es tu mejor médico.

Te mando un beso y ¡qué estés bien!

Carla

You Might Also Like

No Comments

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.