VIDA SOCIAL 0

El placer de la carne

Hay veces que las palabras no alcanzan para describir una experiencia.


Esta belleza de marmoleado le pertenece a un maravilloso asado de tira Wagyu encontrado en nuevo el Bar de Carnes de Osso, al lado del restaurante del mismo nombre. ¡Fue amor a primera vista!

Este bar es un espacio diseñado para un tipo de consumo más relajado, aprovechando la terraza del lugar.

La dinámica que propone el espacio de Renzo Garibaldi es simple. Uno puede entrar y encontrarse con las carnes exhibidas en las vitrinas del bar. Desde los cortes nacionales curados (un sello de la casa) hasta las “populares” Angus y la notable Wagyu. Una vez que eliges el corte y el peso del mismo, los muchachos de la parrilla te lo cocinan y se preocupan por hacerlo con la mejor técnica, con la temperatura ideal, cuidando las propiedades según cada corte para que todo el potencial de sabor se traslade al primer bocado. Te cobran el costo del peso del corte y S/ 40 por el derecho a parrilla in situ.

En mi caso, desde que entré al lugar, fue un asado de tira sin hueso Wagyu el que me capturó a primera vista. Y es que nunca en Lima vi un marmoleado tan perfecto.

Una vez elegí los 200grs del corte (S/. 350 el kilo), me preguntaron qué tipo de cocción quería. Yo simplemente le comenté al cocinero que si ya había elegido un corte tan especial (y muy costoso), solo me quedaba encargarlo a sus manos y experiencia. No me equivoqué. Lo inmediato fue la más placentera experiencia que he tenido en mi vida con una carne.

Cuando salió el plato y probé la carne, no hubo retorno. Todo ese marmoleado intramuscular se transformó en una experiencia de sabor única. La sensación de mantequilla, cálida y sutil, inundó todos los rincones de mi boca, y por un momento, solo existimos esa carne y yo en un trance de romance idílico. Una explosión de placer mientras dura.

Puedes complementar esta experiencia acomodándote en una de las mesas de la terraza, con una copa de trago del bar y una buena música para acompañar. Ideal para una placentera tarde de verano. O también puedes comprar alguno de los cortes, chorizos o salsas para llevar y cocinar. Encuentras una oferta no solo variada, sino única en el mercado cuanto a parrilla.

El corte de este Wagyu es costoso. Pero créanme cuando les digo que el valor de esta experiencia, excede por largo lo que uno paga.

¿Donde?

Bar de Carnes de Osso
Dirección:
Santo Toribio 173, San Isidro (al lado del restaurante Osso)
Costo del plato: S/. 70 soles aprox por 200 grs. más S/. 40 de la parrilla
Atención: desde las 5pm hasta las 11

¡Hasta la próxima!

You Might Also Like

No Comments

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.