ESTILO EJECUTIVO 0

Comodidad al vestir para la oficina.

En el lenguaje coloquial, es común hablar o escuchar sobre el estrés laboral. Parece ser el enemigo de cualquier trabajo.  No importa si trabajas en una empresa, en oficinas compartidas o en tu casa.

Justamente, en el ejercicio de mi profesión como abogada laboralista, suelo dar capacitaciones sobre ergonomía. Ésta no solamente  está referida a las posturas inadecuadas.  También habla de las condiciones del ambiente de trabajo (temperatura, ruido, iluminación, humedad).  Y no podemos dejar de lado al estrés laboral.

El Ministerio de Trabajo a través de la Guía Básica de Autodiagnóstico en Ergonomía para Oficinas, emitió una serie de recomendaciones para prevenir el estrés laboral en las oficinas. Por ejemplo:

  • Discriminar la información recibida identificando lo más importante o urgente.
  • Organizar el trabajo según tus capacidades y recursos
  • Hacer pausas periódicas
  • Mantener el orden y la limpieza del escritorio
  • Descansar adecuadamente
  • Alimentarse saludablemente
  • Delegar cuando sea posible
  • Entre otras.

Por experiencia propia, considero que además la ropa y calzado juegan un papel muy importante. Un día de trabajo con los zapatos inadecuados es una tortura. Llevar una prenda muy ajustada que no te deje respirar o que sabes que es inapropiada, podría repercutir en tu estado de ánimo e inclusive, eficiencia.

Por ello, es importante conocer el código de vestimenta de tu trabajo y según ello, elegir ropa y calzado apropiado y cómodo. Si dicho código es formal, no quiere decir que debas usar tacones super altos que te hagan sufrir. Existen alternativas, igualmente elegantes y cómodas, como, por ejemplo, zapatos de taco ancho, kitten heels, mocasines, etc.

Hoy les quiero compartir algunos outfits que uso para la oficina. No tienes que coincidir en todo, porque depende del código de vestimenta de tu trabajo y de tu estilo personal. Además, lo que es cómodo para una persona tal vez no lo sea para otra. De todos modos, te dejo fotos de inspiración, para que recordemos que la comodidad es la clave para un gran día.

Zapatos bajos

Una opción para alternar en la semana son las balerinas o mocasines con pantalones holgados. Si el código de tu oficina es formal, esta opción sería para un viernes casual.

Vestidos y faldas holgadas

En verano es frecuente que usemos tacones con vestidos y faldas, pero podemos buscar el taco que sea más cómodo para cada una.Heels

Si tienes que usar blazer, puedes elegir uno que sea y se vea fresco, así como zapatos cómodos.

 

Espero haberles dado algunas ideas para vestir cómoda y fresca este verano. Como vemos, es literal: “De la moda lo que te acomoda“.

Si quieres ver más outfits de inspiración, sígueme en instagram como: claudia_seminario_gomez

Si te dio curiosidad las recomendaciones del Ministerio de Trabajo para evitar estrés y en general, sobre ergonomía, puedes mirarlo AQUI.

¡Hasta pronto!

You Might Also Like

No Comments

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.