ESTILO SOCIAL 0

Mis Looks – Vestido midi en polka dots

¿Cómo usar un vestido midi?  Puedes depende del look que quieras conseguir.  Puedes usarlo con todo tipo de zapatos, pero en este caso, yo quería conseguir un look más romántico y qué mejor compañeros que unos tacones hermosos de mi colección #LadyBoss con Bipolar.

Estos tacones, aunque son en taco 9 cms, son super cómodos por varios razones:

  • Son de gamuza y la gamuza siempre siempre es más suave que el cuero tradicional
  • Son de taco grueso, que hace que haya mayor equilibrio y seguridad al caminar que unos stilettos
  • Son de un acabado a mano, de muy buena calidad y eso es fundamental para que un zapato sea cómodo

La pregunta que sé que varias me harán será “soy bajita, me quedan estos vestidos”.  La respuesta es que si.  Yo mido 1. 70 cm y el vestido me queda a la mitad de la pantorrilla.  Si eres bajita hay dos opciones.  La primera es cortarlo ligeramente para que quede justo terminando la rodilla y si eres bien bajita, ya te quedará como un maxi vestido.

De hecho este vestido hermoso azul en polka dots rosados lo compré pensando en mi embarazo, así que pedí una talla más.  En esta foto tengo unos 5 meses aproximadamente y me queda suelto, y creo que lo seguiré usando incluso cuando tenga cerca de 9 meses. Al tener correa, ayuda a estilizar y definir cintura, incluso ahora que ya no la tengo tan definida, pues lo puedo acomodar justo por debajo del vestido, creando un corte imperio, que es super favorecedor para todas las que tengamos pancita.  La tela es suave y con movimiento, que no genera volumen extra a tu silueta.

Detalles del Look:

Vestido:  SHEIN
Tacones:  Bipolar #LadyBoss
Cartera:  Carmen Steffens
Lentes:  Prada en GMO

Fotos por:  Junior Tokumaru

¿Para cuándo sirve usar este vestido?  Puedes puedes adaptarlo para varias ocaciones.  Usarlo con flats, zapatillas, tacones y hasta botas altas.   Para el día a día, para un brunch, almuerzo, shower, baby shower y hasta para trabajar.  Dependerá de tu estilo y cómo lo termines accesorizando.

Como ya les había contado, me resisto a comprar ropa de embarazada, pues me parece muy cara por un lado y por otro lado, un gasto innecesario para prendas que solo usaré unos meses.  He preferido incorporar prendas versátiles y que no sea muy difícil de adaptar a mi nueva figura y para después.  Por eso elegir los cortes y telas ha sido una gran estrategia para seguir usando ropa “de no embarazada” hasta ahora que ya tengo 28 semanas.

Esto aplica no solo para embarazadas, sino también para todas aquellas que quizás han subido un poco de peso y se resisten a comprar ropa en nuevas tallas porque sienten que esos kilos los podrán perder.   Pero un secreto que creo que muchas parecen olvidar.  La talla no importa, al final NADIE más que tu la ve, así que da igual si tu prenda es XS, S, M, L, o XL, no te aferres a ella, pues lo que te hará lucir fabulosa es usar la talla que HOY te quede bien a ti, sin importar lo que diga la etiqueta.

Antes de irme, recuerden que tienen un 15% de descuento en la web de SHEIN cuando ingresan mi codigo “19fiorella” al momento de hacer el pago.

Un abrazo y sigan teniendo una linda semana.

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.